Francisca de Nebrija, profesora de la Universidad de Alcalá de Henares

Francisca de Nebrija, profesora de la Universidad de Alcalá de Henares

Diego Ignacio Parada, en su importante obra sobre las escritoras y eruditas españolas publicada en 1881, habla de Francisca de Nebrija, hija del gran gramático Antonio de Nebrija, de la siguiente manera:

«DORA FRANCISCA DE NEBRIJA.
Erudita del siglo XVI, hija del celebre Antonio de Nebrija y de la mujer de éste, Dª. Isabel Montesinos de Solís, señora de noble familia en Salamanca. En esta ciudad hubo de nacer Dª. Francisca, y de su vida han  quedado escasísimas noticias. Sábese que heredó el ingenio de su padre y su saber y erudición, y que sustituía a éste en las cátedras de Alcalá durante sus enfermedades y ocupaciones. No se tiene noticia de que dejara ningún escrito, si bien es de creer no dejara de manejar alto la pluma, y aún acaso ayudara a su ilustre padre en la confección de algunas de sus obras, coma le ayudó en la enseñanza de las humanidades. Su nombre es mencionado en todas las historias biográficas de su padre, y citado par los escritores todos que se han ocupado de elogiar y presentar ejemplos de mujeres de ingenio y de saber y de gran pericia en el idioma latino».

Por si tienen interés en conocer la obra de Diego Ignacio Parada:

Escritoras y eruditas españolas 

Francisca de Nebrija, profesora de la Universidad de Alcalá de Henares

Parece que poco más hay que decir, como no sea apoyar la percepción de Diego Ignacio Parada sobre esta importante erudita del renacimiento español. Sus padres tuvieron seis hijos, aunque parece que Antonio percibió pronto la capacidad intelectual de su hija Francisca. Además, la época era propicia a tolerar de alguna manera la participación de la mujer en el mundo educativo, sobre todo teniendo en cuanta el apoyo de la reina de Castilla, Isabel I.

Es muy probable que Francisca colaborara con su padre en algunas de sus obras más importantes. como la Gramática de la Lengua Castellana o las numerosas gramáticas latinas escritas por el gramático. Lo cierto es que una vez muerto Antonio, en 1522, Francisca sustituyó a su padre en la cátedra de Retórica de la Universidad de Alcalá de Henares. Enseñó, gramática, retórica, latín… y se convirtió en un gran ejemplo de lucha por el derecho a la igualdad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.