Antiguo hospital de Santa María la Rica de Alcalá de Henares

Pudo comenzar su actividad a finales del siglo XIII o principios del XIV, lo que le convierte en la institución benéfica de carácter hospitalario y sanitario más antigua de Alcalá de Henares. Es posible que fuera fundado por Pascual Pérez y su mujer Antonia, que fueron patronos del hospital. Al morir, en 1312, dejaron al cabildo o cofradía del hospital todos sus bienes, entre los que estaban varios molinos. La donación de toda su fortuna nos sugiere que fue un matrimonio sin hijos. Por otra parte, los Anales Complutenses parecen poner en duda que fueran los verdaderos fundadores, por lo que existe la posibilidad de que fueran sólo descendientes de aquellos. Si fuera así, el origen del hospital se podría datar en el siglo XIII.

La fundación se entiende en el contexto de la Edad Media, cuando era habitual que familias o personas con posibilidades económicas, y en muchos casos pertenecientes a la nobleza, donaran parte de sus bienes para la creación de casas de acogida u hospitales de caridad. Una tradición que se prolongó en Alcalá de Henares a lo largo del tiempo en fundaciones como el el antiguo hospital de San Julián o, ya en el siglo XV, el hospital de Nuestra Señora de la Misericordia o de Antezana.

Este patronazgo poseyó una capilla en la hoy Catedral-Magistral, estando actualmente bajo la advocación de la Virgen de la Cabeza, aunque en otro tiempo, como delata la inscripción de la reja, perteneció al antiguo hospital. En esta capilla se encontró una lápida en la que se describe el enterramiento de Pascual Pérez y su mujer Antonia, en el año 1312. En ella se definen a sí mismos como patronos de la fundación y se señala que legaron a la cofradía todos sus bienes.

En cuanto a su localización, se establece que queda establecido en una casas, junto a las de los herederos de Per Arnalte, y muy cerca de la iglesia de los Santos Niños, al lado de una plaza que recibiría el nombre de Santa María la Rica.

El hospital estuvo a cargo de una cofradía (cabildo), conocida como de Santa María y compuesta por nobles y clérigos, que sobrevivió hasta el año 1740. En 1513, el cardenal Cisneros incorpora al Colegio Mayor de San Ildefonso de la Universidad de Alcalá de Henares el patronazgo del antiguo hospital.

A principios del siglo XIX, se transformó en casa de caridad y prisión preventiva. Tras diferentes usos de carácter privado, el el siglo XX fue adquirido por el ayuntamiento de Alcalá de Henares, que lo restauró como centro cultural y sede administrativa de diferentes departamentos municipales.

El edificio conserva su fachada a la calle de Santa María la Rica, parte de las columnas de un patio y un bello alfarje mudéjar fabricado entre los siglos XV y XVI.

La función principal de la institución fue la de dar asilo y socorro principalmente a peregrinos. Sus reglas o constituciones contemplaban algunos aspectos como los siguientes:

  • – Un casero y una casera gestionaban el hospital, teniendo la obligación de atender las necesidades de los internos de día y de noche: «que el casero se levante al menos una vez cada noche a lo requerir e dexe un cirio de
  • cera de los del cabildo cerca dél…».
  • – El encargado de la salud a los internos era un físico, que tenía la obligación de visitar el hospital, hubiera o no enfermos, tres días a la semana.
  • – Si los peregrinos estaban sanos, en el caso de ser hombre sólo podía estar en el hospital tres días y cinco días en el caso de ser mujer.

Programación cultural del antiguo hospital de Santa María la Rica: Santa María la Rica

Visitas guiadas en Alcalá de Henares: visitas guiadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.