Felipe II prohíbe las comedias en Alcalá de Henares los días lectivos

Felipe II prohíbe las comedias en Alcalá de Henares los días lectivos

Documento de 1 de julio de 1592 en el que Felipe II aprueba que no se representen comedias en los días que haya lecciones en la Universidad de Alcalá de Henares y que sólo se permitan representar en domingos y fiestas de guardar.

El recurso de las autoridades académicas y religiosas fue acudir al rey para que pusiera coto a los desmanes propios de una juventud que además de estudiar buscaba la diversión y el entretenimiento. Posiblemente se pasaron varios límites, y más teniendo en cuenta la moralidad de aquella sociedad barroca y postrentina tan llena de fingimientos e hipocresía. Aquel «a Alcalá que no hay justicia» se había convertido en la consigna de una ciudad universitaria donde parecía valer casi todo a la hora de divertirse. Posiblemente hubo permisividad, reflejada en los mil y un garitos que se repartían por Alcalá, pero había que poner límites o, al menos, aparentar que se ponían.

Los comediantes, su rico y variopinto mundo, sus idas y venidas buscando «aumentar el hato» y ganar los dineros suficientes para proseguir su camino, veían en Alcalá de Henares un destino muy adecuado para organizar sus mejores o peores representaciones. Los «autores» se rompían la cabeza discerniendo cómo sobrevivir y también para ellos valía casi todo. Organizar representaciones teatrales en la propia Universidad o en uno de los numerosos patios o corralones de Alcalá de Henares era relativamente fácil y la entrega de los estudiantes, incondicionales seguidores de comediantes, comediantas y escritores, aseguraba el éxito. Pero claro, se lo pusieron muy fácil a los sufridos profesores universitarios: había que elegir entre estudiar o divertirse con unas comedias en muchos casos poco moralizantes y de escasa calidad.

Y llegado el momento de poner límites, fue el propio rey el que los puso. A petición de las autoridades académicas firmó un sustancioso documento «sobre carta para que no se representen comedias en los días que ai licciones en la universidad».

En todo caso, las comedias siguieron siendo parte fundamental del entretenimiento colectivo en Alcalá de Henares, como demuestra la transformación, a partir de 1601, de un antiguo patio de la plaza del Mercado en un Corral de Comedias por parte de Francisco Sánchez.

Aquí les dejo este documento titulado «Copia de provisión real de Felipe II por la que ordena al alcalde mayor de la villa de Alcalá de Henares que no se representen comedias en los días de lecciones y estudios en la Universidad, y lo hagan únicamente en domingos y fiestas de guardar», conservado en el Archivo Histórico Nacional, sección Universidades y con signatura L.1099,N.20.

Felipe II prohibe representar comedias en Alcalá de Henares los días lectivosFelipe II prohibe representar comedias en Alcalá de Henares los días lectivosFelipe II prohibe representar comedias en Alcalá de Henares los días lectivos

Felipe II prohibe representar comedias en Alcalá de Henares los días lectivosFelipe II prohibe representar comedias en Alcalá de Henares los días lectivosFelipe II prohibe representar comedias en Alcalá de Henares los días lectivos

Felipe II prohibe representar comedias en Alcalá de Henares los días lectivos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.