Lo que se ve desde la Torre de Santa María

Vista desde el lado norte:

La actual plaza de Cervantes se desarrolló a partir de la Edad Media como lugar comercial situado extramuros. El rey Alfonso VIII otorga a Alcalá de Henares el privilegio de poder celebrar ferias, dando a este espacio el carácter de plaza del Mercado. Convertida en centro urbano y lugar de representación institucional y social, a partir del siglo XIX se le da el nombre de plaza de Cervantes. En primer término observamos el quiosco de la música, obra de 1889 realizada en hierro por la fundición Lebrero de Madrid. A continuación, como epicentro de la plaza, la estatua de Miguel de Cervantes, obra del escultor italiano Carlo Nicoli. En el lado soportalado de la  plaza se sitúa, desde 1601, el Corral de Comedias de Alcalá. Al otro lado, edificios que formaron parte de la manzana fundacional universitaria, el neomudéjar Círculo de Contribuyentes y el antiguo Hotel Cervantes, hoy sede de la Fundación Centro Internacional de Formación Financiera. Al fondo, centrada sobre la plaza, asoma la cúpula de la iglesia del convento de San Juan de la Penitencia, reconstruida en 2008. Y asomando a este gran espacio urbano, la ciudad histórica nos muestra perfiles como el de la espadaña de la capilla de San Ildefonso, o los de la iglesia de Santa María, antigua del Colegio Máximo de la Compañía de Jesús (ambas vistas se observan desde el lado este)

Vista desde el lado este:

La torre de la antigua iglesia de Santa María se sitúa hoy exenta junto a los restos de la que fue una de las principales parroquias de la ciudad. Podemos observar las grandes basas que soportaban las columnas y la estructura gótica del templo. De aquel conjunto nos ha quedado el espacio de lo que fue sacristía y las capillas de Antezana y del Oidor, dedicadas hoy a recordar la vida y obra de Miguel de Cervantes y centro expositivo y de información sobre la ciudad.  La perspectiva desde este lado de la torre se amplía hacia un fondo formado por un entorno natural de gran valor: el Parque Natural de los Cerros. El del Ecce Hono, el Malvecino, el del Castillo son referencias naturales e históricas que nos hablan de la Alcalá islámica y de la Reconquista. A lo lejos, el Paseo del Val, que nace de la Puerta de Aguadores, se dirige hacia la ermita de la patrona de la ciudad. En primer plano se perciben los colegios históricos que dieron nombre a la famosa calle de los Colegios:  el de Agustinos, el de Dominicos de Santo Tomás de Aquino (Parador de Turismo), el de Basilios o el de Teólogos de la Madre de Dios. También podemos distinguir con claridad la gran mole del Archivo General de la Administración.

Vista desde el lado oeste:

En primer término podemos contemplar el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, edificio modificado y restaurado a lo largo de los siglos XIX y XX cuyo origen se remonta al siglo XVII, en el que fue edificado como Colegio Convento de San Carlos Borromeo o de Agonizantes. Partiendo de la plaza de Cervantes y prolongando la calle de los Colegios, la calle de Santa Úrsula agrupa un importante conjunto monumental: el convento de Santa Úrsula (siglo XVI), el antiguo Colegio Convento de Carmelitas Calzados (siglo XVII), actual Escuela de Arquitectura, y el convento de Agustinas (siglo XVII), auténtico hito y referencia urbana creada al más puro estilo barroco. La perspectiva desde este lado se amplía con los bellos perfiles marcados por torres, chapiteles, cúpulas y espadañas. Al fondo la torre de la Catedral Magistral cierra un paisaje protagonizado por la cúpula de las Agustinas y la espadaña del Carmen Calzado.

Vista desde el lado sur:

Los restos del conjunto de ábsides de la antigua parroquia de Santa María protagonizan la visión más inmediata desde esta zona. Detrás, el Colego de San Ciriaco y Santa Paula o de Málaga (actual facultad de Historia), obra del siglo XVII de Juan Gómez de Mora, es uno de los más representativos conjuntos arquitectónicos del barroco complutense. Junto al colegio de Málaga, hacia su derecha, el Colegio Convento de Trinitarios Descalzos (siglo XVII), que hoy cobija a varios departamentos de la Universidad de Alcalá. Siguiendo la calle de la Trinidad, el siguiente conjunto que se nos presenta es el del Colegio Convento de San José de los Caracciolos (siglo XVII), hoy facultad de Filología, que con sus dos patios, su escalera central y su gran templo es también una de las mejores expresiones del gran conjunto barroco de la ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.