Escenas de la vida de San Diego de Alcalá de Juan García de Miranda

La serie sobre la vida de San Diego de Alcalá, obra de Juan García de Miranda, fue pintada para el claustro bajo del monasterio franciscano de Santa María de Jesús de Alcalá de Henares. Tras su paso por el Museo de la Trinidad de Madrid, acabó formando parte de la colección del Museo de Prado.

El Museo de la Trinidad se creó en el antiguo convento de la trinidad calzada de la calle de Atocha en 1837, aunque no se inauguró hasta 1838. A él llegaron las obras de los conventos desamortizados de Segovia, Madrid, Toledo y Ávila. La colección se completó con nuevas adquisiciones por parte del Estado y con las obras  incautadas al infante don Sebastián Gabriel de Borbón y Braganza, convertido al carlismo.

El Museo de la Trinidad permaneció hasta 1872, uniéndose sus fondos a los del Real Museo de Pintura y Escultura o Museo del Prado, fundado por Fernando VII en 1819 y situado en el edificio que había proyectado Juan de Villanueva en el Paseo del Prado.

San Diego de Alcalá

Fray Diego de san Nicolás o de Alcalá nació en San Nicolás del Puerto, al norte de la provincia Sevilla, en 1400 y murió en Alcalá de Henares el 13 de noviembre de 1463. Fue hermano lego franciscano en la Orden de los Frailes Menores de la Observancia.

Desde muy joven quiso ser religioso, primero como ermitaño en la capilla de san Nicolás de Bari de su localidad natal y después en Albaida. Tras esta primera etapa, comenzó diferentes viajes que le llevaron a Canarias, Roma, Castilla y Andalucía. Vivió en distintos conventos franciscanos como La Arruzafa (Córdoba), Lanzarote, Fuerteventura, Sanlúcar de Barrameda, Santa María Araceli (Roma) y Santa María de Jesús, en Alcalá de Henares, donde murió en 1463.

Fue canonizado por el papa Sixto V en 1588 en la única canonización realizada por la Iglesia Católica durante el siglo XVI. Es patrono de los Hermanos legos franciscanos (no clérigos) por haber sido el primer hermano lego canonizado en la Orden. Su cuerpo se conserva incorrupto en la Catedral Magistral de Alcalá de Henares. La festividad de san Diego de Alcalá es el 13 de noviembre.

San Diego de Alcalá da nombre a la ciudad estadounidense de San Diego en California.

Monasterio franciscano de Santa María de Jesús de Alcalá de Henares

Fundado por el arzobispo de Toledo Carrillo de Acuña en 1456 para frailes franciscanos, en 1459 restituye en este edificio los Estudios Generales de Alcalá de Henares, autorizados por Sancho IV en 1293, estableciendo tres cátedras de Artes, una de Gramática y otra de Lógica, abiertas al público, y otra cerrada sólo para los frailes del convento. En 1487, el cardenal Mendoza añade a las anteriores las de Teología, Derecho Canónico y Derecho Civil. Posteriormente, estos estudios fueron asimilados por la universidad que funda Cisneros, pasando a conocerse como las “Cátedras antiguas”. Según algunos autores, el propio cardenal Cisneros fue en su juventud fraile de este convento. Pero el más célebre de todos los que por aquí pasaron fue San Diego de Alcalá, hasta el punto de que el convento cambió su advocación de Santa María de Jesús por la de este santo tras su canonización en 1588.

Antiguo monasterio de franciscanos de Santa María de Jesús o de San Diego

Del edificio primitivo no queda prácticamente ningún resto, pues fue demolido a mediados del siglo XIX para levantar en su solar un cuartel de caballería. Por los documentos y descripciones sabemos que fue impresionante, albergando una comunidad de hasta noventa frailes. El convento se situaba en el centro del área amurallada ampliada por Carrillo a mediados del siglo XV. La barroca fachada de la iglesia y la inmensa mole de su torre se abrían a la plaza de San Diego o de la Universidad. La iglesia era de una sola nave, con numerosas capillas adosadas, siendo la más importante la dedicada a San Diego, rematada en esbelta cúpula. Un juego de dos claustros, alto y bajo, y varios patios completaba el conjunto conventual.

De las obras de arte que atesoraba este monasterio destaca el sepulcro del arzobispo Carrillo, obra maestra de la escultura gótico final, que, tras su restauración, puede contemplarse hoy en día en el Museo de la Iglesia Catedral-Magistral, templo donde también se conserva la urna con el cuerpo incorrupto de San Diego, proveniente de la capilla del mismo nombre de la iglesia del convento de franciscanos. También es importante la gran colección pictórica del monasterio, como la serie sobre la vida de San Diego de Juan García de Miranda. Además, en la fachada del actual convento de San Juan de la Penitencia se conservan dos esculturas de San Diego y de San Francisco de Borja que, junto con la imagen en piedra de Santa María de Jesús que presidía la fachada de la iglesia del antiguo convento, fueron trasladadas a su actual ubicación tras el derribo del monasterio en 1859.

El edificio que actualmente se levanta sobre el solar del antiguo convento es una buena muestra de la arquitectura militar del siglo XIX. Se levantó de nueva planta entre 1859 y 1864 como cuartel de caballería.

Juan García de Miranda

Discípulo de Rubens, pintó siempre con la mano izquierda por nacer manco. Se formó con el pintor Juan Delgado. Su relación con los pintores de la Corte le permitió conocer las grandes colecciones reales, descubriendo la pintura de los venecianos, la de los flamencos, la del propio Rubens y la de Velázquez.

Fue importante su papel a la hora de restaurar los lienzos salvados del incendio del Real Alcázar en 1734. Se convirtió, junto a Andrés de la Calleja, en restaurador oficial de la Crte. Gracias a su labor, se le concedió el título de pintor de cámara en 1735. Sus obras más importantes fueron realizadas para instituciones religiosas, como las encargadas por el monasterio franciscano de Santa María de Jesús de Alcalá de Henares sobre la vida de san Diego de Alcalá.

Escenas de la vida de san Diego de Alcalá. Claustro bajo del monasterio franciscano de Santa María de Jesús. Alcalá de Henares

San Diego de Alcalá en las islas CanariasSan Diego en las Islas Canarias. 1728

La última comunión de San Diego de Alcalá. 1729-1731

El alma de San Diego de Alcalá asiste al traslado de sus reliquiasEl alma de San Diego de Alcalá asiste al traslado de sus reliquias. 1729-1731

Milagro de doña María de Peñuela (¿_). Serie de la vida de San Diego de AlcaláMilagro de doña María de Peñuela. 1729-1731

San Diego resucita a dos niñosSan Diego resucita a dos niños. 1729-1731

Curación y acción de gracias del príncipe don CarlosCuración y acción de gracias del príncipe don Carlos. 1729

Escena de la vida de San Diego (San Diego y un fraile sacando pollos de un cesto)San Diego y un fraile sacando pollos de un cesto. 1729-1731

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here