El mercado semanal de Alcalá de Henares a finales del siglo XVII

El mercado semanal de Alcalá de Henares a finales del siglo XVII

En el Archivo Histórico Nacional se conserva un interesante documento del rey Carlos II relacionado con Alcalá de Henares. Es una copia (1700) de un privilegio por el que se concede a la villa de Alcalá de Henares un mercado franco todos los jueves de la semana.

El documento original, firmado en 1697, responde a la retórica propia de la administración de la época(alabanzas religiosas, títulos reales..), aunque su interés radica en las indicaciones sobre las preocupaciones e iniciativas de los alcalaínos de la época en torno al bienestar de su ciudad.

La carta de concesión o privilegio de Carlos II está refrendada por el secretario real y de la Cámara de Estado de Castilla, Francisco Daza. Se hace referencia a la antigüedad del mercado semanal de Alcalá de Henares, que ya existía desde la Edad Media. Sabemos que al menos desde el siglo XIII, en época del Fuero Viejo (1235) del arzobispo de Toledo Jiménez de Rada, se celebraba un mercado semanal en la llamada plaza del Mercado. Con el tiempo fue creciendo, hasta conseguir su mayor esplendor económico y social a partir de la fundación universitaria. Está claro que desde sus orígenes la Universidad supuso para Alcalá de Henares uno de los principales pilares para el desarrollo de la ciudad. Pero con el tiempo, tanto la Universidad como la ciudad fueron decayendo, situación que fue provocando la desaparición de actividades comerciales tan importantes como el antiguo mercado semanal.

A finales del siglo XVII, los alcalaínos sintieron de alguna manera la necesidad de renovarse y potenciar el valor de su ciudad. La concesión del título de ciudad en en 1687 y los intentos de revitalizar sus posibilidades económicas son ejemplos de esta actitud.

El documento habla refiriéndose a Alcalá de Henares de una ciudad de gran lustre, famosa por haber sido protagonista de importantes hechos históricos (Cortes de Alfonso XI, presencia de los Reyes Católicos…), por su iglesia Magistral, por los favores reales a lo largo de su historia… Y sobre todo señala algo muy significativo: que la solicitud al rey de contar con un mercado franco semanal nace de la voluntad de gran parte de la sociedad alcalaína: la ciudad, la Universidad, el Colegio Mayor de san Ildefonso, las comunidades religiosas…

Todo ello, con el objetivo de beneficiar a la Universidad y a la ciudad, aumentando el número de estudiantes y la población. Además, se señala que el mercado semanal permanente es una concesión justa para Alcalá de Henares, teniendo en cuenta que este tipo de privilegios lo tienen otras ciudades universitarias.

El rey concede por tanto un mercado permanente semanal, los jueves, dos días después del de Guadalajara. Se define como mercado franco, es decir, con privilegios reales a los comerciantes y productos, como exención de impuestos o ventajas legales relacionadas con su actividad económica.

Consulta del documento en PARES: Copia de un pribilegio de Carlos II…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.