Juan Ruiz, Arcipreste de Hita, y Alcalá de Henares

LIBRO DE BUEN AMOR

Juan Ruiz fue un muy serio y a la vez socarrón escritor al que además hicieron Arcipreste de Hita (Guadalajara). Alcalá de Henares en el siglo XIV era una ciudad que estaba creciendo. En ella convivían, en una aparente tranquilidad, cristianos, alrededor de la iglesia de los Santos Niños, judíos, en torno a la calle Mayor, y musulmanes, hacia la actual calle de Santiago.

Uno de los problemas más graves de por entonces afectaba a la moralidad del estamento religioso. La actitud liberal de buena parte de los clérigos provocaba multitud de malentendidos relacionados con todo aquello que afectaba sobre todo a sus relaciones amorosas y a su manera de “disfrutar”de la vida. Se celebraron sínodos y concilios para tratar de arreglar la situación, algunos de ellos en Alcalá de Henares, como por ejemplo el de 1325.

Juan Ruiz representa casi el prototipo de clérigo que supo unir su vocación religiosa con un profundo sentido del disfrute de la vida, y todo ello con mucha inteligencia e ironía. Al Arcipreste de Hita, se le puede acusar de muchas cosas, aunque de casi todas se le puede perdonar: un algo de mujeriego, lo justo de borrachín, profundamente religioso y, quizá por todo ello, un magistral escritor. Siempre se ha dicho, y será verdad, que su intención al escribir no era otra que la de avisar y adoctrinar en contra de los vicios y tentaciones de la vida. Pero consigue, a sabiendas o a escondidas, un maravilloso fresco, pintado a base de luz, olores, sensualidad, picardía y extravagancias varias que refleja mejor que ningún otro el sentimiento amoroso que envolvió a su época.

“Hija, mucho os saluda uno que es de Alcalá / y os envía una zodra con aqueste albalá; / el Señor os protege, muchas riquezas ha. / Tomadlo, hija, señora”. La mora: -“Legualá”-. (No, ¡por Alá!)

Esta copla número 1510 del “Libro de Buen Amor”, ha hecho pensar en Alcalá de Henares como la patria del Arcipreste. Patria, Henares y campo de la Alcarria que conoció al dedillo, como demuestran sus referencias a estos lugares: “Por amor desta dueña fiz trobas e cantares, / sembré avena loca ribera de Henares;”. Y recordando los cangrejos del río dice: “Del río de Henares venían los camarones…”.

No hay, por tanto, total seguridad sobre su lugar de nacimiento, pero dado el ámbito geográfico en el que se mueve, y teniendo en cuenta la sensación que transmite de vinculación personal con los lugares y la geografía del río Henares, es más que probable que la “Alcalá” a la que se refiere Juan Ruiz sea la antigua Complutum.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here