Fermín Caballero, un estudiante del siglo XIX en Alcalá de Henares

Fermín Caballero, un estudiante del siglo XIX en Alcalá de Henares

Fermín Caballero Morgáez nació en Barajas de Melo, provincia de Cuenca, en 1800. Hombre profundamente formado, culto, polifacético, crítico, reformista; ejemplo de político liberal y progresista, profesor, periodista y escritor decimonónico. Un hombre que vivió, participó y sufrió los vaivenes políticos, sociales y culturales de nuestro país durante el siglo XIX. Al final de su vida (murió en Madrid en 1876) su valor político y literario gozaba del consenso de sus contemporáneos. Fue diputado, senador, alcalde de Madrid, catedrático de Cronología y Geografía de la Universidad Central, presidente de la Sociedad Geográfica de Madrid, miembro de la Real Academia de la Historia y de la de Ciencias Políticas y Morales. Y también, antes de todo ello, fue estudiante en una Alcalá de Henares donde se iba apagando poco a poco su Universidad.

Primero, por una cierta tradición familiar, quiso seguir el camino de la iglesia, ingresando en el Seminario de Cuenca en 1815. Después, los estudios de Teología en Zaragoza y por fin, tras una curiosa aventura con un amigo que le llevó a Valencia y Barcelona, en 1819 lo encontramos en Alcalá de Henares muy lejos ya de sus aspiraciones eclesiásticas. A partir de este momento, su vida iba a dar un importante giro y comenzaría a centrar su interés en la política liberal, la crítica, el derecho, la literatura, la geografía, la historia, la investigación (llegó a escribir una obra sobre la geografía de «El Quijote») o la educación. Durante el Trienio Liberal (1820-1823) llegó a ser capitán de la Milicia Nacional, aunque su vida se centraba en los estudios alcalaínos, asistiendo a clases de Derecho Político y Constitución.

Aunque en Alcalá de Henares comenzó sus estudios en el ámbito de la Teología, pronto los sustituyó por el Derecho. Residió en el Colegio de San Ciriaco y Santa Paula (Colegio de Málaga), que había sido fundado en 1611 por Juan Alonso de Moscoso. En 1823, tras las necesarias prácticas jurídicas, obtuvo el título de abogado.

Un gran intelectual y un ejemplo de la importancia que aún mantenía como centro universitario nuestra ciudad a principios del siglo XIX. Algunas de sus obras fueron las siguientes: «La Turquía, teatro de la guerra» (1826), «Cuadro político de las cinco partes del mundo» (1829), «Nomenclatura Geográfica de España» (1834), «Epítome y vocabulario de botánica» (1834), «El Gobierno y las Cortes del Estatuto» (1837), «Noticias Topográfica-Estadísticas sobre la administración de Madrid» (1840), «Manual de Geografía» (1843), «Pericia geográfica de Miguel de Cervantes Saavedra, demostrada en la historia de D. Quijote de la Mancha» (1840) o sus famosas «Páginas costumbristas».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.