Estudios Generales de Alcalá de Henares, Sancho IV. III

(sigue de «Estudios Generales de Alcalá de Henares, Sancho IV. II»)

Otro indicio hace referencia a un Estudio de Gramática en Alcalá de Henares. En el archivo municipal se conserva una sentencia del arzobispo Sancho de Rojas en torno a un pleito entre Alcalá de Henares y las aldeas de su tierra por la aportación que debían hacer éstas al mantenimiento de las murallas de la ciudad. El 16 de junio de 1421, el prelado resuelve el pleito de la siguiente manera: «que las dichas rentas sea pagado y paguen el salario a costun regidores, físico, et cirujano, et maestro de la gramática, et procurador, et abogado, et escribano de concejo de la dicha nuestra villa». Esta referencia a un maestro de gramática es, para empezar, prueba de la existencia en Alcalá de Henares de este tipo de estudios antes de la fundación de las famosas cátedras por parte del arzobispo Carrillo de Acuña en el siglo XV. La sentencia no contentó a nadie, por lo que el arzobispo Juan Martínez Contreras se ve forzado a promulgar en su palacio de Alcalá de Henares, el 14 de noviembre de 1424, una Concordia entre las partes en la que de nuevo se hace referencia a un maestro de gramática. Se confirmaría así la existencia de este maestro, cuya retribución correspondía al concejo.

En el Libro del Concejo de los años 1434 a 1436 aparecen registrados sendos pagos de 1000 maravedíes anuales de salario al maestro de gramática. Este hecho tiene que ver con un fenómeno que surge en el siglo XIV: las Escuelas Municipales, que suelen recibir el nombre de Escuelas de Gramática.

Su existencia se debe a la demanda de formación cultural por parte de la nueva burguesía, convencida de que de esta manera sus hijos podrían acceder a cargos de la administración del reino y de la iglesia. Se enseñaba escritura, lectura y gramática latina, teniendo como finalidad última la de servir de preparación ante la posibilidad de cursas estudios universitarios. La fundación de estas escuelas se podía deber al propio concejo, a un personaje de renombre, a la iglesia o a un clérigo en particular. En estos últimos casos, era normal que acabaran dependiendo del concejo.

Según Gómez de Castro, el Estudio de Gramática de Alcalá de Henares contó entre sus estudiantes al cardenal Cisneros. Los anales Complutenses relacionan estos estudios (también señalan que en ellos estudió Cisneros) con los Estudios Generales de 1293. Ahondando en este sentido, en un registro del Libro de Hacienda del concejo de 1456, se hace referencia a un maestro de gramática que es sustituido por el bachiller «Pero López de Huepte, maestro en artes». Además, se le dobla el salario, pasando de 1000 a 2000 maravedíes. La explicación de tal aumento en las retribuciones se explica de la siguiente manera: «porque residiese continuamente en esta villa con su estudio general por un año». El salario, el más alto junto al de los físicos y cirujanos, se establece con carácter anual a partir del día de san Miguel (29 de septiembre), fecha de comienzo del curso escolar. Lo de menos es quién pagaba este sueldo (¿arzobispo, concejo?), lo realmente importante es la referencia a «su estudio general». esta cuestión puede valorarse de varias maneras:

  1. 1. El estudio era de un maestro concreto, por lo tanto Particular, y debido a un error del documento aparece como General.

2. El estudio era en realidad de Gramática, sostenido por el concejo, es decir municipal. También en este caso habría que pensar en un error del documento.

3. Al hablar de que se sustituye a «un maestro de la gramática» por un «maestro en artes» (las Artes englobaban a materias como la retórica, gramática, lógica, etc.) puede que en realidad esté atestiguando la permanencia y existencia de un Estudio General.

Otro indicio de la pervivencia en Alcalá de Henares de un Estudio General es precisamente el del salario. En el documento de 1456, se hace referencia a un sueldo de 2000 maravedíes, cantidad muy elevada para la época. Enrique III estipula que los catedráticos del Estudio General de Valladolid cobren 1500 maravedíes anuales, por la que el salario de Lope de Huete parece más cerca del de un catedrático universitario que del sueldo de un simple maestro. En el documento se hace referencia a Lope como bachiller, circunstancia que puede estar justificada, como ya vimos, por la crisis en la que entraron este tipo de estudios en los siglos XIV y XV, provocando la contratación de bachilleres en universidades como las de Lérida, Salamanca o Valladolid.

Es posible que de haber existido en realidad, circunstancia más que probable, el estudio General de Alcalá de Henares desapareciera entre 1456 y 1500, fecha esta última en la que ya no consta referencia alguna a ningún maestro en la nómina de oficiales del concejo. Puede que la razón final para su desaparición definitiva estuviera en la fundación por parte del arzobispo Carrillo de Acuña de un Estudio de tres Cátedras en el convento franciscano de Santa María de Jesús, fundado por él en Alcalá de Henares (Gramática, Lógica y una tercera reservada a la educación de los frailes del convento), operativas a partir de 1473.

Pero, ¿se podría definir al estudio instituido por Carrillo como General? Miguel de la Portilla en el siglo XVIII lo niega. Se basa en fray Antonio Rojo, que señala la existencia de «cierta Universidad y Estudios, más que de gramática, aunque no generales, ni con privilegio real, en su convento de Santa María de Jesús». En las constituciones o normas de los estudios de Carrillo no se hace mención alguna a la potestad de conferir grados, en cambio si introducen una característica propia de los Estudios Generales: el hecho de que estudiantes y profesores estuvieran eximidos de cualquier jurisdicción que no fuera la del estudio, es decir, contaban con un fuero propio.

A pesar de todo, lo cierto es que con total seguridad, y sin menos cabo de la posibilidad de que ya existiera desde 1293, sólo se puede hablar documentalmente de un Estudio General en Alcalá de Henares a partir del instituido en época del arzobispo González de Mendoza. El 24 de marzo de 1487, se aprueba, mediante bula del Papa Inocencio VIII, la ampliación de las Cátedras de Carrillo de Acuña a las nuevas de Teología, Derecho Canónico y Derecho Civil. Se señala que estos estudios se deben organizar conforme a los estatutos de la Universidad de Salamanca. De esta manera, ahora sí, se puede constatar con total seguridad la existencia de un Estudio General en la ciudad. además, está considerado como el primer estudio General de la Observancia Franciscana en España y antecedente de la futura universidad cisneriana.

Por último, en cuanto al lugar de ubicación de los estudios medievales, los Anales Complutenses señalan que se encontraban «muy cerca de la puerta que en aquel tiempo llamaban del Postigo, oy de Santa Ana». Se justifica, entre otros documentos, gracias a unas Escrituras de Censo de 1468 a favor de la iglesia de san Justo, por unos solares donde estaban las «esquelas». Miguel de la Portilla sigue a los Anales y dice que se encontraban en el barrio junto al convento de Mínimos.

en una carta de Censo Perpetuo, con fecha de 2 de marzo de 1485, que otorga el cabildo de san Justo sobre unas casas, se señala que «son en la calle que se dice de cabo el Escuela Vieja», posiblemente utilizando esta definición para diferenciarlas de las «Nuevas» de Carrillo. Un documento de censo de 9 de octubre de 1491 sobre unas casas señala que se encuentran «en la calle que se dice del postigo de las escuelas viejas», lo que parece indicar el gran arraigo popular de esta denominación, que se conserva a finales del siglo XV.

Todos estos indicios documentales parecen indicar que los antiguos estudios de Alcalá de Henares se situaron hacia la actual calle del Postigo, entre la plaza de la Victoria y la puerta de Santa Ana, conservándose en la memoria colectiva de los alcalaínos el recuerdo de una institución que vinculó desde antiguo a la ciudad con la cultura y la educación.

Enrique M. Pérez

Descubre la historia de los Estudios Generales de Alcalá de Henares en la visita guiada Entre las tres culturas y Cervantes, en Alcalá de Henares

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.