Algunas fechas importantes en la historia de Alcalá de Henares

Algunas fechas importantes en la historia de Alcalá de Henares propone un recorrido por los momentos históricos más importantes para Alcalá de Henares desde la Prehistoria.

Comenzamos por el primer asentamiento conocido, situado en el actual Polígono de la Esgaravita, y perteneciente al período Calcolítico. Posteriores son los poblados celtíberos del Ecce-Homo (Edad del Bronce) y el del Cerro de San Juan del Viso, llamado IKESANCOM-KOMBOUTO.

Sobre la polis (ciudad) celtíbera del asentamiento de lo que hoy se conoce como San Juan del Viso se forma la primera población romana, la cual más tarde bajará al llano, a la zona de El Juncal. Esto se produce hace unos 2.000 años y es el momento de la fundación de Complutum.

En el año 305 se produce el martirio y enterramiento de dos niños en el “Campus Laudabile”, lo que produce dos hechos de primerísima importancia. En primer lugar, se inicia el mito de los Santos Niños, cuyo culto se extenderá por la práctica totalidad de la mitad norte de España y parte de Portugal y Francia. En segundo término, el lugar de enterramiento se va a convertir en el origen y centro de la futura ciudad medieval y de su urbanismo.

A finales del siglo V, los visigodos se asientan en Complutum. El núcleo urbano no ha sido encontrado, aunque sí dos necrópolis.

Posteriormente, se produce un nuevo asentamiento, el musulmán, que va a abarcar desde el año 714 hasta el año 1118. Se llamó “QAL’AT ABD AL-SALAM”. Este nombre se vulgarizó y pasó a denominarse “AL-QAL’AT EN NAHAR”, de donde deriva el actual Alcalá de Henares.

En el año 1118 se conquista la fortaleza musulmana por los arzobispos de Toledo, aunque esto no supone el fin de la influencia musulmana en Alcalá de Henares, ya que se integran en la villa del llano durante toda la Edad Media.

La fortaleza conquistada va siendo abandonada y la citada villa se asienta alrededor del santuario de los Santos Niños, formándose tres barrios: judío, musulmán y cristiano. Se constituye la ciudad medieval cuya trama urbana se conserva, prácticamente intacta, hasta nuestros días.

En 1129, Alfonso VII concede el señorío de Alcalá al arzobispado de Toledo, al que va a pertenecer hasta la extinción de los señoríos por las Cortes de Cádiz en 1812, es decir, durante prácticamente 700 años los Arzobispos de Toledo son los señores de Alcalá de Henares.

El arzobispo Raimundo de Sauvetat promulga el Fuero Viejo para Alcalá en el año 1135. Ampliado por el arzobispo Ximénez de Rada hacia 1230, es derogado por Ximénez de Cisneros en 1509, creando el Fuero Nuevo.

En el año 1184 se produce la concesión de Ferias por el rey Alfonso VIII, constituyéndose en una de las grandes del Reino de Castilla. De esta manera, Alcalá de Henares se convierte en un centro comercial de primer orden.

Hacia 1200 o 1210, el arzobispo Ximénez de Rada comienza a amurallar la ciudad, proceso que se desarrollará del siglo XIII al XV.

Juan Ruiz, Arcipreste de Hita, autor del Libro del Buen Amor (epopeya de la Edad Media según Menéndez Pidal), nace en Alcalá en el siglo XIII.

En el año 1293, el rey Sancho IV concede los Estudios Generales, lo que supone ser la tercera universidad de Castilla tras Palencia (luego trasladada a Valladolid) y Salamanca, y la primera del antiguo Reino de Toledo. También supone para Alcalá de Henares una tradición de más de siete siglos de ciudad dedicada a la educación.

Alcalá de Henares es la sede de la celebración de las Cortes Generales de Castilla en el año 1348, donde se promulga el famoso “Ordenamiento de Alcalá”, vigente hasta el siglo XIX.

El hospital más antiguo de Europa en funcionamiento, el de Nuestra Señora de la Misericordia, también conocido como de Antezana y como el “Hospitalillo”, se crea en el año 1483. Es el lugar donde pudo trabajar el padre de Miguel de Cervantes, Rodrigo, como cirujano sangrador, y es el lugar donde sirvió como enfermero San Ignacio de Loyola, por lo que a veces se le consideró  el origen de la poderosa Compañía de Jesús.

Isabel I de Castilla recibe por primera vez a Cristóbal Colón en el Palacio Arzobispal en el año 1486.

Alcalá de Henares se convierte en “residencia de Reyes” y “cuna de Príncipes” al nacer en 1485 Catalina de Aragón, hija menor de los Reyes Católicos, futura Reina de Inglaterra y primera esposa de Enrique VIII, y al nacer en 1503 Fernando I, hijo de Juan la Loca y Felipe el Hermoso, hermano de Carlos V y futuro Emperador de Alemania.

Un hecho histórico fundamental para la ciudad se produce cuando Francisco Ximénez fija en Alcalá de Henares su Ciudad Universitaria. Para ello, respeta la mayor parte de la trama medieval y amplía la ciudad hacia el este, creando un urbanismo ortogonal. De esta forma, se pasa de la ciudad medieval a la ciudad renacentista, llegando a ser uno de los conjuntos urbanos más importantes del Siglo de Oro y convirtiéndose en el primer modelo de ciudad universitaria de la Edad Moderna. Este cambio se puede apreciar y estudiar hoy en día, constituyendo uno de los aspectos más valiosos de Alcalá de Henares.

La Universidad, mediante una bula firmada por el Papa español Alejandro VI, es fundada por  Cisneros en 1499. Con el tiempo, Fray Francisco Ximénez de Cisneros llega a asumir en su persona los cargos de Arzobispo de Toledo, Inquisidor General, Cardenal y Regente de Castilla.

Nombres como Calderón de la Barca, Antonio de Nebrija, Tirso de Molina, Mateo Alemán, San Juan de la Cruz, Lope de Vega y Francisco de Quevedo figuran entre los personajes que pasaron por las aulas de la Universidad. Mención especial merecen los retratos de la vida estudiantil alcalaína del Siglo de Oro que hacen Quevedo en su “Buscón” y Mateo Alemán en su”Guzmán de Alfarache”.

En el año 1517 se concluye la impresión de la Biblia Políglota Complutense, verdadera joya tipográfica y uno de los primeros libros en los que se utiliza el método científico mediante la comparación de textos en distintas lenguas.

A la Iglesia Colegial de los Santos Niños se le concede el título de Magistral por el Papa León X en el año 1519.  Esto significaba que todos sus miembros debían ser graduados o maestros (magister) por la Universidad. Es la única, junto a la belga de San Pedro de Lovaina, en tener esta distinción.

El mayor exponente de la Literatura Española, y según algunos autores, de la literatura de todos los tiempos, el autor de, “Don Quijote de la Mancha”, nace en Alcalá de Henares en 1547, siendo bautizado en la parroquia de Santa María el día 9 de octubre de ese año.

En el año 1601 se construye el Corral de Comedias, único espacio teatral del mundo occidental donde se han representado distintos espectáculos durante los siglos XVII, XVIII, XIX y XX.

El cardenal Bernardo de Sandoval y Rojas funda el monasterio de “Las Bernardas”, máximo exponente del Barroco en Alcalá, en 1618.

El título de ciudad concedido en 1687 por Carlos II hace que Alcalá de Henares sea la primera población de la Comunidad de Madrid con esta distinción. (En el año 74 Complutum ya había sido “municipium”).

En 1785 María Isidra de Guzmán es investida Doctora en Filosofía y Letras Humanas, siendo la primera mujer que alcanza este título universitario. Debido a este hecho es conocida como la “Doctora de Alcalá”.

Se construye, sobre la anterior, la actual Puerta de Madrid, de estilo neoclásico, a expensas del cardenal Lorenzana. Es el año 1788.

El siglo XIX viene marcado por la decadencia económica y una importante despoblación de la ciudad. Se producen hechos como la Guerra de la Independencia, la Desamortización de Mendizábal y el traslado de la Universidad en 1836. Junto a estos acontecimientos, hay que destacar la creación en 1851 de la “Sociedad de Condueños de los edificios que fueron Universidad”, el nacimiento en 1880 de Manuel Azaña, escritor, intelectual y político que llegaría a ser presidente de la segunda República Española y la llegada a la ciudad en 1859 del ferrocarril.

En 1936 se desencadena la Guerra Civil Española, con dos tristes consecuencias: la pérdida de vidas humanas y la desaparición de patrimonio artístico y monumental. Además, nada más acabar la contienda, en agosto de 1939, se incendia el Archivo General del Reino, pérdida irreparable, no solo para Alcalá de Henares, sino para toda España.

Alcalá de Henares es declarada Conjunto Histórico-Artístico en el año 1968.

En 1977 se recupera la Universidad y se inicia la concesión del premio Cervantes de Literatura, de gran repercusión dentro y fuera de nuestro país.

A partir de 1991, Alcalá es sede, desde su creación, del Instituto Cervantes, organismo creado por el Estado para la difusión de la lengua y la cultura española por todo el mundo.

En 1998, Alcalá de Henares  fue declarada PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD por la UNESCO bajo el título: “UNIVERSIDAD Y RECINTO HISTÓRICO DE ALCALÁ DE HENARES, PRIMER MODELO DE CIUDAD UNIVERSITARIA DE LA EDAD MODERNA”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here