La calle de Santiago de Alcalá de Henares

La calle de Santiago de Alcalá de Henares debe su trazado actual a las importantes modificaciones que pusieron en marcha los urbanistas alcalaínos durante el siglo XVI en el que fue barrio de la Morería. El resultado de sus actuaciones fue esta calle, extraordinariamente larga, ancha y recta para la época, sobre todo si tenemos en cuenta que por ella no se iba a ninguna parte. Es tal vez por estas peculiaridades por lo que fue el lugar elegido por la nobleza del Renacimiento para instalar sus palacios.

Durante el siglo XVII fue lugar de fundación de conventos masculinos (agustinos de San Nicolás de Tolentino,  capuchinos de Santa María Egipciaca y dominicos de la Madre de Dios). También, por aquí se dejaron caer algunos colegios universitarios, como el de Aragón, el de Ávila o el de León. Durante los siglos XIX y XX adquirió un carácter burgués y representativo, con instituciones como el juzgado municipal (en el desamortizado convento de dominicos) o el Teatro Salón Cervantes (en la huerta del antiguo convento de capuchinos).

A lo largo de la Edad Media en esta zona se situaron la Mezquita y la Sinagoga Menor. La Mezquita fue cristianizada por Cisneros bajo la advocación de Santiago Apóstol. En el siglo XVII se derribó para levantar en su solar una sencilla iglesia de ladrillo. Esta, a su vez, fue destruida en 1965 debido a su estado de ruina. Posteriormente se levantó un bloque de viviendas y se ensanchó la calle vecina. Al otro lado de la calle, entre el convento de Capuchinos y el Teatro Salón Cervantes, un curioso corral nos indica la posible ubicación de la Sinagoga Menor.

Muy cerca del antiguo colegio convento de capuchinos tuvo su casa el doctor Francisco Vallés, apodado el Divino. Médico personal de Felipe II, llegó a ser uno de los más importantes especialistas en anatomía patológica de la época. De la vivienda, reconstruida como Sanatorio Vallés en el siglo XX, se conserva la portada en piedra y el escudo familiar.

Al final de esta calle se sitúa la Plaza de las Bernardas que, tal vez, sea el más logrado conjunto urbano del Barroco complutense.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here