“Convento de La Imagen”

La clausura fue fundada en 1563 por la beata Sor María de Jesús Yepes en colaboración con Santa Teresa de Jesús y bajo el patronazgo de doña Leonor de Mascareñas, aya de Felipe II. El primer convento se situó en unas casas de la Plaza de la Victoria que pertenecían a la citada aya real. Las casas tenían una capilla dotada con retablo mayor y una Imagen de Nuestra Señora de la Concepción, bajo cuya advocación pusieron al convento.

En febrero de 1576, la congregación se trasladó al actual convento, antiguo palacio del Marqués de Lanzarote, un magnífico edificio de origen medieval donde, según algunos autores, hubo Cortes en 1348. Aunque de origen medieval, conserva magníficos rasgos de arquitectura renacentista, adaptándose a las necesidades conventuales a lo largo de los siglos.

En la fachada de la calle de la Imagen, destaca la portada plateresca de la iglesia. Se atribuye a Alonso de Covarrubias, que por aquella época trabajaba en el Palacio Arzobispal. Es de vuelta redonda, con decoración de grutescos, dragones y figuras fantásticas. En el frontón, hay una hornacina con figura de la Inmaculada. Justo debajo de ella, el escudo de la orden carmelita, que sustituye al anterior del Marqués de Lanzarote. A la derecha de la portada, tenemos dos lápidas. Una nos recuerda las diferentes visitas que efectuó a esta congregación Santa Teresa de Jesús. La otra, más pequeña, está dedicada a la hermana de Cervantes, sor Luisa de Belén, que fue tres veces priora del convento.

El interior de la clausura, alberga dos piezas de gran interés: la escalera y el patio, igualmente atribuidos a Covarrubias. La escalera está labrada en piedra, sus columnas soportan zapatas de madera magníficamente trabajadas y el conjunto se cubre por artesonado mudéjar. Se complementa con pinturas murales de temática renacentista. El patio es de dos pisos y adintelado, siguiendo la misma línea decorativa en columnas, zapatas y pinturas murales.

Compartir

Dejar respuesta