J. Laurent y su casa de Alcalá de Henares

J. Laurent.

Aunque nacido en Francia (Garchizy, Borgoña, 1816) se puede considerar a J. Laurent (Jean o Juan, como él mismo se hacía llamar), junto con el británico Charles Clifford, como uno de los pioneros de la fotografía en la España de mediados a finales del siglo XIX. Magnífico fotógrafo, innovador desde el punto de vista técnico (desarrolló un sistema para colorear y perfeccionó el papel leptográfico) y comercial (fotografía en abanicos), desarrolló una labor que unió aspectos sociológicos, costumbristas, en cierta forma periodísticos, turísticos, monumentales e históricos. Retratos, monumentos, tipos humanos, los avances de un país que luchaba por cambiar, la tradición, la política… Un hombre fundamental para conocer la España de la época.

J. Laurent vivió en Madrid desde 1843, llegó a ganar una medalla de bronce en la Exposición Industrial de Madrid de 1845 por sus trabajos como jaspeador.  En 1856, abrió su estudio de la Carrera de San Jeronimo nº 39, que pronto se convirtió en editorial y en una referencia en el Madrid de la época.  Catálogos, guías turísticas y publicaciones sobre el arte en España, que se convirtieron en auténticos tesoros para conocer la historia de nuestro país. Logró reunir un fondo de más de seis mil negativos, conservados en el Instituto de Restauración Histórico Español tras su adquisición por el Ministerio de Cultura en 1979.

J. Laurent y su casa de Alcalá de Henares

Se casó con Amalia Daillencq, viuda con una hija llamada Catalina Melina Dosch, quien desempeñó un papel importante en la vida del fotógrafo. Consiguíó varios reconocimientos, como el de tener el título de “Fotógrafo de Su Majestad la Reina Isabel II” entre 1861 y 1868. Murió en Madrid en 1886 y fue enterrado en el cementerio de La Almudena (por aquel entonces, cementerio del Este).

El palacio del obispo de Salamanca.

Parece probable, según los datos conservados, que este edificio de la calle de Santiago nº 29 fuera construido como casa para el obispo de Salamanca por el alcalaíno José Arredondo (1707-1762), autor también del Colegio Convento de San Basilio Magno (calle Colegios, nº 10). Un palacio que desde el punto de vista estilístico entronca con la arquitectura barroca de Pedro de Ribera y José de Churriguera, de gran proyección y prestigio en el Madrid del siglo XVIII. El edificio se articula en torno a una magnífica escalera que conserva, decorada con pinturas del siglo XIX.

J. Laurent y su casa de Alcalá de Henares

Desde 1904, el conjunto, transformado y modernizado, forma parte del colegio de escolapias Calasanz Alcalá.

La casa de J. Laurent.

En 1863 compró por 35.000 pesetas una gran casa en Alcalá de Henares que había sido construida para el obispo de Salamanca. Una residencia ocasional y un seguro económico ante los negocios que había puesto en marcha. La conservó hasta que, tras quedar viudo, vendió en 1881 su parte a Catalina Melina Bosch, hija de su mujer, que acabaría  vendiéndola en 1882.

Su casa de descanso de Alcalá de Henares se convirtió en un oasis donde disfrutó de su familia, reflexionó sobre sus negocios y proyectos y recibió a amigos y visitantes, como al escritor francés Alejandro Dumas padre, entre mayo y junio de 1870.

J. Laurent y su casa de Alcalá de Henares Alejandro Dumas (segundo pòr la derecha) en la casa de J. Laurent

Pero además, dedicó su tiempo de ocio a decorar la gran escalera de su residencia. Una estupenda muestra de decoración del siglo XIX donde se percibe la creciente valoración de las artes decorativas en la arquitectura (William Morris y el Ars and Crafts…). Decoración donde se mezclan motivos como los escudos de Napoleón III de Francia, el escudo real de Isabel II, el de Madrid, el de Alcalá de Henares, un águila dorada, banderas, coronas, conchas, estandartes, motivos vegetales y geométricos.

J. Laurent y su casa de Alcalá de HenaresJ. Laurent y su casa de Alcalá de HenaresFotografías de Baldomero Perdigón Puebla

Mantuvo con Alcalá de Henares una relación discreta, ni siquiera fotografió detalles importantes de su casa y sólo dedicó a la ciudad algunas vistas generales, unas cuantas fotografías de la Magistral y sus sepulcros, de la fachada de la Universidad y del Palacio Arzobispal.

J. Laurent y su casa de Alcalá de Henares

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here