Ermita de Santa Lucía de Alcalá de Henares

La Ermita de Santa Lucía de Alcalá de Henares es una de las más antiguas de la ciudad junto con la desaparecida de San Juan de los Caballeros.

De origen medieval, el primitivo edificio posiblemente fue de estilo románico mudéjar. El actual fue construido en el siglo XVII. Se trata de un ejemplo más de arquitectura barroca complutense: en la fachada, un arco de medio punto y sobre él hornacina con la imagen de Santa Lucía y frontón triangular con óculo, todo ello construido en aparejo de ladrillo con cajones de mampostería. El interior, de una sola nave con bóveda de lunetos y cúpula encamonada sobre crucero. Las pechinas de la cúpula se decoran con las figuras de los cuatro evangelistas.

Pero el rasgo más característico de este edificio es que fue durante la Edad Media el lugar de reunión de los representantes del Concejo, que en su origen era abierto, asistiendo los vecinos al toque de campanas. Por esta razón, podría ser considerado como el primitivo Ayuntamiento de Alcalá de Henares. Recordando esta circunstancia, en la puerta de la ermita podemos ver dos escudos de la ciudad.

La última reunión del Concejo en la ermita fue en 1515, trasladándose la institución a partir de esta fecha a unas casas al final de la calle Mayor, que designó a tal efecto el Cardenal Cisneros.

Desde los años 90 del siglo pasado, es sede de una capellanía polaca católica dependiente de la diócesis de Alcalá de Henares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here