Convento de Hospitalarios de San Juan de Dios

El Convento de Hospitalarios de San Juan de Dios se fundó en 1635 bajo el patronazgo de don Fernando de Alcaraz, una fundación destinada más a la beneficencia que a la vida contemplativa.

El primitivo edificio, abierto a la Plaza de San Juan de Dios, seguía el esquema habitual en la arquitectura barroca complutense: iglesia de una sola nave con cúpula y adosado a la misma el convento con pequeño claustro de dos plantas, aportando la única novedad del doble uso, con hospital en el piso inferior y celdas en el superior.

Poco queda del edificio que albergaba esta institución extinguida en 1821. Tan sólo un arco de piedra en la travesía de Avellaneda y el nombre de la vecina plaza. En su lugar se levanta un edificio de viviendas de mediados del siglo XX.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here