El Convento del Santo Ángel de la Guarda o Gilitos de Alcalá de Henares

El Convento del Santo Ángel de la Guarda o Gilitos de Alcalá de Henares se sitúa en las afueras del centro histórico, cerca de la estación del ferrocarril, en medio de un barrio moderno al que precisamente este convento da el nombre. Se levanta sobre un solar, antiguamente conocido como de “la horca vieja”, donde había una pequeña ermita bajo la advocación del Santo Ángel de la Guardia.

En 1576, el caballero de la orden de Calatrava, don Diego de Vargas, obtuvo de la cofradía la cesión de la ermita y sus tierras para el establecimiento de una congregación franciscana. En 1625, doña Catalina de Mendoza reedificó todo el conjunto arquitectónico con iglesia en planta rectangular y adosadas a la misma las casas conventuales en torno a un pequeño claustro, todo ello en una sencilla arquitectura de ladrillo.

Tras la Desamortización el edificio pasó por varios propietarios, entre ellos el Conde de Canga Argüelles, que lo destinó a usos agrícolas. Hoy en día el conjunto está muy restaurado, siendo propiedad municipal y con el uso de centro cultural para la zona norte de Alcalá de Henares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here