“Recinto amurallado. Antiquarium”

Del antiguo recinto amurallado de la ciudad pervive el conjunto de murallas que, entre la Puerta de Madrid (S. XVIII) y el Arco de San Bernardo (S.XVII), rodean al Palacio Arzobispal, a la llamada Huerta del Obispo y al monasterios de San Bernardo. Este recinto se comenzó a levantar a principios del S. XIII, ampliándose notablemente a lo largo del XIV. De las 22 torres originales, sólo quedan 16. Se conserva la puerta medieval de Burgos. Además, tras una reciente obra de rehabilitación de la zona situada entre la calle Nebrija y la vía Complutense, han aparecido restos de la muralla que rodeaba la ciudad (torreones, cimentación, etc.), así como un antiguo pasadizo al interior del recinto amurallado conocido como callejón del Horno Quemado.

 

A través de la Torre XIV se accede al Antiquarium que nos muestra los restos del Palacio Arzobispal, recreando las galerías del Ave María, el gran patio de Fonseca y la famosa escalera de Covarrubias. Se ofrece la posibilidad de subir a la muralla medieval, visitando el interior de sus torres.

Compartir

Dejar respuesta