El Deán de la Catedral de Toledo, don Carlos de Mendoza, fundó este colegio de dominicos en 1529 en unas casas de su propiedad que estaban en la calle del Empecinado, antigua de las Becerras. En 1601, se trasladó a la calle de los Colegios, a un edificio construido a expensas del arzobispo de Toledo y antiguo colegial de la Madre de Dios, García de Loaysa.

 La iglesia, formada por sola nave de gran altura y que tuvo cúpula, se sitúa paralela a la calle. En la portada encontramos una hornacina con la figura de Santo Tomás de Aquino. El colegio tiene patio de dos plantas con arcos en piedra berroqueña. Fue colegial en Santo Tomás Fray Domingo de Soto, conocido como el “apóstol de los indios y de los pobres”.

El 8 de marzo de 1836, con la Ley de Supresión de Órdenes Regulares se cierran cuatro conventos, quince colegios religiosos y un convento-hospital, entre ellos el Colegio de Santo Tomás (dominicos), que acabó convirtiéndose en cárcel y taller penitenciario para hombres. En 1996 fue comprado por el Ayuntamiento de Alcalá a la Dirección General de Patrimonio del Estado. Desde 2008 es el magnífico Parador de Alcalá de Henares.

 El Parador ocupa tres parcelas de los planos originales del siglo XVI. En la 14, estuvo el Colegio de Mercedarios Calzados, en la zona del actual jardín tallado. El callejón del Pozo le separaba del Colegio de San Basilio. En la parcela 15 estuvo el Colegio de Caballeros Manrique y corresponde aproximadamente a la entrada y vestíbulo del parador. En la parcela 16, se fundó el Colegio de dominicos de Santo Tomás de Aquino.

El Parador de Turismo de Alcalá de Henares es el resultado del proyecto de recuperación del antiguo convento fundado por el deán Don Carlos de Mendoza. Una zona construida de 21.000 m², además de una superficie ajardinada de 8.997 m².

A una cota inferior de la marcada por la cerca del convento, para evitar desviar la atención sobre el edificio principal y no alterar la construcción existente, se sumergen bajo un gran jardín las habitaciones de nueva construcción. Bajo este jardín tallado y en dos plantas se agrupan 98 habitaciones con vistas a distintos patios ornamentales. Las restantes 21 habitaciones se ubican en los antiguos talleres del siglo XIX y alrededor del antiguo claustro.

Compartir

Dejar respuesta