En el año 1549, llegó a ser Colegio Mayor. El actual Colegio San Pedro y San Pablo fue fundado para la formación en Teología y Artes de 13 frailes franciscanos. El nombre procede de la intención del Papa León X de cambiar al Cardenal Cisneros su iglesia de Santa Balbina en Roma por la más distinguida de San Pedro y San Pablo. De esta fundación, salieron 30 obispos, un arzobispo electo de Toledo y seis generales de la orden franciscana.

 

El Colegio de San Pedro y San Pablo posee un bello claustro renacentista con arcos que apoyan sobre columnas toscanas. El colegio se alinea en torno a otros dos sencillos patios de ladrillo y cuenta con una interesante escalera imperial, cubierta por bóveda encamonada y levantada sobre arcos. La fachada nos recuerda cómo pudo ser la primitiva del Colegio Mayor de San Ildefonso: de ladrillo, con portada de piedra y balcón de hierro. El torreón de la esquina sirvió para dar un cierre espectacular a la plaza de San Diego.

Tras la desamortización de Mendizábal, el edificio pasó a ser, gracias a la cesión de los Condueños de Alcalá, Colegio de Escolapios y, más tarde, Instituto de Bachillerato. En la actualidad en él se ubican diferentes departamentos de la Universidad de Alcalá de Henares.

Compartir

Dejar respuesta