Este colegio-convento de Alcalá de Henares, Colegio San Basilio Magno, fue fundado en 1660, estando, desde ese mismo año, adscrito al Mayor de San Ildefonso. Vivieron durante casi 40 años en unas casas viejas y en el nuevo edificio cuando todavía se hallaba a medio construir. El colegio se encontraba sin terminar en 1736, fecha en la que se estaba acabando el ala oeste del patio.

Lo más interesante del conjunto es la bellísima iglesia, de clara influencia oriental. Tiene forma hexagonal, capillas radiales, cúpula sobre el hexágono y linterna. La muy barroca y magnífica portada de la iglesia, de hacia 1725, está atribuida, pero con reservas, a Pedro de Rivera, aunque para Virginia Tovar Martín puede ser obra de Felipe Sánchez. En ella aparece, sobre la cornisa, una hornacina con la estatua de San Basilio.

El colegio fue abandonado en 1808 por los religiosos, destinándose para Academia de Caballeros Militares, siendo posteriormente prisión militar. En los años ochenta, tras un largo período de abandono, pasó a la Universidad de Alcalá de Henares. La iglesia se ha convertido en un magnífico auditorio y en el colegio se asienta, entre otras instituciones universitarias, el Aula de Música, donde se realiza una programación musical de manera continua.

Compartir

Dejar respuesta