Calle Mayor de Alcalá de Henares

De origen medieval, nació a lo largo del siglo XII como propuesta de los arzobispos de Toledo a su villa de Alcalá. 396 metros de historia y arte, que convierten a esta calle en la más larga de España con soportales. Hasta 1492, fue el eje de la judería. En aquella época presentaba un aspecto bien distinto al actual: en lugar de columnas de piedra tenía pies derechos de madera en los dos pisos. Los judíos, dedicados al comercio, tenían su vivienda en la planta alta y la tienda en la baja. La estructura soportalada permitía sacar la mercancía a la vista del público y al mismo tiempo protegerla de los agentes atmosféricos.

 

Primero el arzobispo Tenorio y, más adelante, Carrillo y Cisneros van sustituyendo las antiguas vigas de madera por columnas de piedra que, a su vez, en su mayor parte, son sustituidas por pilares en el S. XIX. Todavía quedan columnas primitivas, fáciles de distinguir por su forma redonda. En algunas de ellas se pueden advertir restos de los colores rojo y azul con los que se policromaba toda la calle durante las grandes celebraciones del Siglo de Oro. Todavía conserva rasgos de su origen medieval, como antiguas mirillas en el techo de los soportales.

Compartir

Dejar respuesta